martes, 5 de septiembre de 2017

Veo una voz, de Oliver Sacks

Oliver Sacks (1933 - 2015)
VEO UNA VOZ
VIAJE AL MUNDO DE LOS SORDOS
[Seeing voices, 1989]
Trad. José Manuel Álvarez Flórez
Anagrama, 2017 - 264 páginas - lengua de signos
[interesante aunque muy académico]
«Nacemos con nuestros sentidos; son "naturales". Podemos adquirir habilidades motoras solos, claro. Pero no podemos aprender el lenguaje solos: esta habilidad corresponde a una categoría única. Es imposible aprender el lenguaje sin cierto potencial básico innato, pero ese potencial sólo puede activarlo otra persona que tenga ya competencia y capacidad lingüística. El lenguaje sólo se aprende por transacción (o, como diría Vygotsky, "negociación") con otro. [...] La madre, o el padre, o el maestro, o en realidad cualquiera que hable con el niño, va llevándole paso a paso a niveles de lenguaje superiores; le conduce al lenguaje, y a la imagen del mundo que hay encarnada en ese lenguaje (que es la imagen del mundo de ella, porque es su lenguaje; y, además, la imagen del mundo y de la cultura a la que ella pertenece). [...] El niño tiene una experiencia independiente del mundo que le proporcionan los sentidos, y esto es lo que establece una correlación o confirmación del lenguaje de la madre, y cobra significado, a su vez, a través de él. Es el lenguaje de la madre, interiorizado por el hijo, lo que permite a éste pasar de la sensación al "sentido", elevarse de un mundo perceptivo a un mundo conceptual.» (págs. 106-107)

No hay comentarios: